1. EL PAZO MARIÑAO

El Pazo Mariñao se encuentra frente a la puerta sur de la iglesia de Meixide, municipio de Palas de Rei (Lugo), en el Camino de Santiago, a orillas del río Pambre. Es un edificio del siglo XVIII, de planta rectangular, tiene dos balcones tallados en piedra y conserva una noble escalinata de piedra unida a la fachada principal, para acceder al primer piso; y dos chimeneas-torreón.

Perteneció a los marqueses de Camarasa.

Entre dos ventanas del primer piso, conserva piedra de armas de los Arias, Ozores, Lemos, Gaioso y Ulloa.

Actualmente, habilitado como casa de turismo rural, consta de comedor, siete habitaciones dobles, antigua lareira y salita de estar.

Viaja al siglo XVIII con los avances del siglo XXI

PATRIMONIO ARTÍSTICO

El patrimonio artístico de Palas de Rei es muy variado e importante, en el apartado de arte sacro señalaremos el máximo exponente que es la iglesia monasterial de Vilar de Donas, monumento histórico-artístico de ámbito nacional desde 1931. Tiene nave de cruz latina, crucero y ábside central con sendos absidiolos laterales. Sus formas artísticas son románicas con influencias góticas y cistercienses; pero su construcción tuvo lugar en la primera mitad del siglo XIII. La decoración y distribución del interior es de gran calidad artística destacando sobre todo el ábside y sus pinturas murales que forman uno de los conjuntos más destacados y mejor conservados de Galicia. Se trata de pintura al temple realizadas por al menos tres artistas siendo la mejor escena la del misterio de la Anunciación de Nuestra Señora. También es necesario destacar el baldaquino de piedra del crucero y las sepulturas puesto que a finales del s. XII figura como lugar de enterramiento de los caballeros de la Orden de Santiago, perteneciendo una de las urnas sepulcrales al caballero Fernando Ares Noguerol, con figura yacente sostenida por animales y de estilo gótico. El frontis es excepcional, comparte elementos románicos y góticos y se organiza a partir de la puerta principal con arco de medio punto, tornalluvias y decoración abilletada, de zigzag o con motivos vegetales y figurados. Sobre el tornalluvias esculturas pétreas y delante del propio frontis quedan vestigios del pórtico ojival. La arquitectura civil refleja el pasado señorial de estas tierras pues conserva restos de fortalezas, torres, castillos así como varios pazos y casas blasonadas.

  1. EL ENTORNO

MEDIO NATURAL

El municipio de Palas de Rei se localiza en las tierras centrales de Galicia, enclavado en la Comarca de la Ulloa. La planicie es la característica dominante, en la que destacan acentuadas diferencias litológicas, ya que estamos en el paso de la Galicia occidental granítica a la Galicia oriental sedimentaria.

Desde el punto de vista orográfico se diferencian dos claros sectores: el occidental, constituido por dos unidades: la Sierra de Careón (802 m.), con cumbres planas y formando parte de la Dorsal Gallega; y el corredor que se forma entre esta sierra y la Sierra de Farelo; en este sector se sitúa el principal colector de la zona: el Ulla, con dirección de Este a Oeste. El segundo sector son relieves residuales (706 m en S. Simón), que se internan hacia Monterroso y que actúan como divisoria de aguas entre el Ulla y la cuenca del Miño. Destaca, en este sector, el valle del Ferreira-Santín.

Palas se encuentra dentro del clima oceánico-continental. La lejanía del mar y la falta de su acción suavizadora determinan un clima con inviernos muy fríos (6ºC) y veranos suaves y con un acusado déficit hídrico pese a que las precipitaciones rondan los 1.000 mm./anuales. Estas condiciones, unidas a la existencia de suelos ácidos e intensamente lavados, determinan una cubierta vegetal en la que el matorral y el monte bajo ocupan amplias extensiones. A su lado, bosquetes de carballos, castaños y abedules coexistiendo con grandes masas de pinos y eucaliptos, resultado de la acción antrópica.

ETNOGRAFÍA

Palas de Rei es tierra que sirvió de inspiración a poetas y escritores en prosa y que alberga, en sus piedras labradas, la huella de su historia y de su importancia de antaño. Cualquier itinerario referente al Camino de Santiago menciona lugares del municipio por donde la ruta dejó su impronta; así, en Portos se conservan restos de la antigua calzada romana y, en Campo de Remollón nos encontramos con la "Fuente del Remojo", en donde los romeros expresaban su alborozo y alegría por la proximidad a la tumba del Apóstol. Por el Camino entró también, en el municipio, el arte románico, perpetuándose en una rica arquitectura religiosa, con más de 40 ejemplares que, parcial o totalmente, conservan la obra románica y hacen alarde de la simplicidad y geometrización de los canteros rurales. No obstante, este variado y amplio legado se completa con otros vestigios que se dispersan por el territorio, proporcionando al folklore abundante material sobre el que trabajar: cruceiros, petos de ánimas, hórreos, molinos y puentes, quienes conviven y compiten con túmulos megalíticos, petroglifos, mámoas y castros.

Entre los edificios más importantes se encuentra el castillo de Pambre, datado entre los siglos XIV y XV, se construyó sobre un macizo rocoso y consta de un palacio central de corte rectangular, la torre del homenaje de base cuadrada, cuatro torres que protegen los flancos, una iglesia de tradición románica y la muralla de circunvalación. Se trata de uno de los mejores ejemplos de la arquitectura militar de Galicia puesto que fue uno de los pocos que no sufrieron excesivos daños en la revuelta Irmandiña.

En el apartado del arte popular destacan los cruceiros y por supuesto, todas las tradicionales construcciones populares típicas de la comarca como los palomares y hórreos.